Hero
08 May — 2019

Cómo es y características del Cliente Digital

El cliente digital, también llamado en los últimos años cliente 2.0, es el perfil de comprador online que realiza buena parte de su proceso de compra en la red de redes. Aunque quizás no termine comprando en ella.

Se define por cumplir unas características concretas, sigue un ciclo de compra que pasa por revisar mucha información antes de dar al botón de “comprar” y tiene unas necesidades específicas hacia las que las empresas deben enfocar sus procesos de venta y atención al cliente.

¿Cómo es el cliente digital?

  1. Está informado antes de efectuar su compra. Ha visitado blogs, redes sociales, ha comparado productos y ha leído mucho sobre lo que quiere.
  2. Es un perfil inteligente. Las empresas saben que tienen el reto de llegar a un cliente informado y mucho menos inmune a la publicidad tradicional.
  3. Exigente. El cliente digital quiere que le atiendan bien, de la manera más personalizada posible y rápidamente. No le gusta esperar. Y no tiene por qué. Si a golpe de click no lo tiene todo se irá rápidamente a otra marca.
  4. Que compre online no significa que quiera ser invisible. Busca la máxima personalización como cliente y en el producto que adquiere.
  5. Es difícil de enamorar. Le gusta probar cosas nuevas. Retenerle y fidelizarle no será tarea fácil. Eso sí: si lo consigues…quizás termine jurándote amor eterno.
  6. Comparte sus experiencias. Bien a través de las redes sociales o bien a través de un blog o quizás por Whatsapp a sus amigos. Hablará bien de ti y será prescriptor, pero si lo has hecho mal prepárate. Porque hablará más y peor.
  7. No tiene un rango de edad concreto y la mayoría de estudios sobre comercio electrónico lo sitúan en la franja de edad entre los 25 y 49 años. El perfil general le sitúa en grandes o medias ciudades y posee algún tipo de estudios.
  8. Interactúa en el mundo online y offline. Lo mismo busca en la calle lo que luego compra por internet o al revés.

En base a estos datos las empresas tendrán que adaptar sus estrategias de venta y atención al cliente hacia nuevas formas de interactuar con él para fortalecer el negocio así como el engagement:

  • Eficiencia y rapidez. Tener activados diversos canales de comunicación con el cliente digital es fundamental.
  • Optimizar la experiencia de usuario para agilizar la compra. Mejor todo fácil y claro.
  • Integrar sistemas digitales que permitan facilitar todo el proceso de compraventa. Sí. Hay que invertir en digitalización.
  • Ofrecer estrategias capaces de conjugar el mundo online y offline.
  • Usa los datos para saber qué quiere tu cliente. Tira de analítica. El rastro digital te da datos valiosísimos para mejorar tu manera de acercarte y comunicarte con tu usuario.
  • Personaliza el trato y la oferta de producto todo lo que puedas.
  • Recuerda que ya más de la mitad de las compras online se producen a través de los smartphones. Adapta tus productos al móvil.
  • Sé una marca transparente.

Y si quieres enfocar la estrategia de tu negocio o el área digital de tu empresa hacia el cliente digital ya sabes que la formación para crecer profesionalmente siempre es un valor seguro.

Puedes consultar nuestro máster de Negocio Digital para crecer más rápido, mejor y más alto en tu carrera profesional. Ya sabes: #GrowFaster  #GrowBetter #GrowHigher

¡Nos vemos la semana que viene con más información digital!